sábado, julio 21, 2007

EMILIO (∑π)

Este es Emilio. Vecino, amigo, casi de la familia. Desde que me lo presentó Juan Ferreras hace alrededor de 15 años -quiero recordar que tenía la misma sonrisa socarrona- hemos ido intimando cada vez mas, hasta el punto de que toda mi familia y amigos lo estiman.
Nacido en el Albayzín, quedó huérfano de padre siendo muy niño y de madre siendo un adolescente. Ha salido adelante, en un ambiente no demasiado propenso, con su esfuerzo e integridad. Solidario con los mas necesitados e intransigente con la frivolidad en sus diversas manifestaciones. La soledad le ha hecho ser autosuficiente y sabiondo, de lo que le gusta presumir, hasta el punto de aparecer distante a pesar de ser una persona afectiva y cariñosa.
Todos los vericuetos de la vida le han conformado una personalidad tranquila, con habilidad para manejar los tiempos, bonachón, autodidacta, (hiper) crítico, rebelde, solidario, ... Muy granaino, tan anclado en esta idiosincrasia que tiene un cierto buqué de la tan voluptuosa malafollá -entre el humor finísimo, la indolencia y el exabrupto-. Últimamente, en plena crisis de los 40, revisa su carrera exitosa de freelance y comienza a añorar al funcionariado -los años no pasan en balde- y a tener una visión negativa del mundo. Juan y yo estamos muy preocupados.
Me lo presentaron como electricista, pero en realidad Emilio es mucho mas, es un «manitas» sin límites (electrónico, informático, mecánico, carpintero, fontanero, conductor, ...) por su saber estar (cuando quiere).
Me tranquiliza tenerlo cerca, creo que no puedo pasar si él.

2 comentarios:

azugaldia dijo...

¡Pero si es Emilio! Mándale un abrazo de mi parte. Propongo que se haga un blog, seguro que resulta toda una catarsis.

Anónimo dijo...

vaya foto que pones parece que esta tomando cubatas al fresco