jueves, noviembre 23, 2006

EN CEUTA y MELILLA ME SIENTO MÁS PERSONA (∑, επ)

Ceuta y Melilla son dos ciudades españolas con una historia ligada a un proceso colonial. Para España son un espacio rotundo de soberanía. Para Marruecos son colonias que deben ser devueltas. En ambos casos los respectivos nacionalismos se encargan de dejar clarísimas sus posiciones. En la realidad social la mayoría de origen español convive con un elevado porcentaje de población de origen magrebí. Iglesias y mezquitas conviven en el paisaje al igual que lo hacen las personas y las costumbres. Hace tiempo me decía Aberchán, español y representante político de Coalición por Melilla, que estas ciudades eran un Al-andalus contemporáneo en cuanto la convivencia de culturas que merecía ser potenciado bajo todo punto de vista.
Ayer en clase Said, un alumno marroquí, me dijo en clase que «en Ceuta y Melilla se sentía más persona», era una bellísima manera de resumir las bonanzas de toda una coyuntura socio-histórica.
Véase también Melilla un espacio para la paz

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias estimado profesor por darme la oprtunidad de ser parte de este espacio tuyo. Como he dicho en la clase en ceuta me siento una persona porque para mi vivir como persona entre personas que te respetan es vivir en paz y en Ceuta se vive en paz. Aprovecho para animar a todos los que creen en la paz y hasta los que no creen que vayan a visitar Ceuta y Melilla. Un abrazo Said

Saloua dijo...

saloua: la vida social en Ceuta y Melilla esta estrictamente afectada por el factor económico que reúne las dos poblaciones y las dejan vivir y convivir, son dos zonas de comercio libre, se trata de un paz potenciado por razones históricas , económicas de las cuales surge un paz social.