martes, mayo 10, 2005

NAUFRAGOS 1

Esta palabra está muy deliberadamente en el titulo de esta bitácora. Hace referencia a la pérdida de orientación. El «naúfrago» está perdido, a la deriva, y el «navegante» intenta poner rumbo con todas sus artes a la embaración. No es una visión negativa, sino humilde. La mayor parte de las circunstancias que vivimos por unas y otras razones nos vienen sobrepuestas. Es importante reconocer en que mar navegamos y que útiles y habilidades tenemos para hacerlo.
Hablando de nuevo con Frasquito -una fuente de inspiración inagotable- se me ocurren tres fluidos que influyen ineludiblemente nuestro naufragio: el big bang, el agua y las hormonas. El big bang, la expansión del universo, condiciona directamente todas las macro circunstancias de nuestra vida. La flecha del tiempo, la expansión desorganizada del universo forma las galaxias, las estrellas, los planetas y todo lo que ocurre en ellos. Naufragamos en la masa, la energía y el tiempo.
El agua abundante en nuestro planeta y es una condición sine qua nom de la existencia de la vida. Estamos compuestos por un 75% de agua y todo lo que nos ocurra depende de que respetemos esta composición y cualidad. «Naufragamos» en el agua del planeta y la de nuestro propio cuerpo.
Las hormonas, sustancias químicas producidas por las glándulas endocrinas, son unos mensajeros químicos que llegan a todo el organismo y son las encargadas de «controlar» gran parte de nuestras actividades (metabolismo, crecimiento, sexualidad, ...) y que se interaccionan con el sistema nervioso para generar las emociones. Estas últimas son, sin duda -¿o no?- nuestros más fieles consejeros. Naufragamos entre las «decisiones» tomadas o aconsejadas por las hormonas.
La vida es asi. No la he inventado yo. Solo intento aprovechar los beneficios que me da.
[Próximos títulos: Que bien nos lo estamos pasando. Alonso conductor de ambulancias. La mente es como un paracaídas. Centro de acogida Ángel Ganivet. La marraja].

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya te comente anteriormente que un estado consciente no es necesariamente un estado reflexivo.El hombre que reflexiona palpa en cierto modo lo que pasa dentro de si mismo, y, en consecuencia opone lo que opera a lo que experimenta, lo que aporta a lo que recibe, el sujeto al objeto, la muralla del yo al incesante flujo invasor del esterior. Las cosas no se pueden conocer si no hay algo comun entre su naturaleza y la nuestra, y que el conocimiento sera tanto mas perfecto cuanto mas caracteres comunes tenga su naturaleza con la nuestra.RAPIDA

0 dijo...

Cosa dire di più su NAUFRAGOS 1 ? Credo che hai reso bene l'idea! Ti potrebbe interessare un sito su scommesse calcio ? Facci un salto e vedi se trovi qualcosa di interessante! Troverai solamente scommesse calcio .