sábado, agosto 02, 2008

HORMIGAS CULONAS EN VÉLEZ BLANCO (∑π)

No se trata de una invasión, si de una "importación". Mi buena amiga Esperanza me regaló un bote de hormigas culonas e inmediatamente comprendí que a quién le haría mas ilusión en todo el mundo sería a mi amigo Pedro, así que decidi traérmelas para Vélez Blanco. El detalle de Esperanza era mayúsculo, ella es originaria de Bucaramanga y en esta ciudad, y en casi todo el país, estas hormigas son un plato afamado.
Las reacciones han sido diversas, desde la repugnancia al gusto por la curiosidad, Anita le gustaron porque creía que era una semilla, Panizo y Fernando algo excépticos, Carlos, María, Pedro y Candi, divertidos, Leo, María, Jose y Leo con gusto, ... Bueno nosotros comemos caracoles y a nadie le parece extraño. Ahora tenemos más temas de conversación, ya saben mas cosas de Bucaramanga, Colombia y de los insectos.

2 comentarios:

zeta dijo...

A mi sí que me parece extraño comer caracoles...

DraXus dijo...

Vaya, y tan culonas, jejeje.