jueves, marzo 15, 2007

EMOCIONES POSITIVAS (επ)

Hace unos días me tomamos un café con Alberto Acosta, lo hacemos de vez en cuando, y conversamos sobre la paz, los conflictos y las emociones. Le pedí que me enviará un correo para recordar mejor lo compartido. Aquí está (con tu permiso Alberto).
«.. te decía que existe una literatura empírica abundante en la que se ha encontrado que las emociones negativas (ansiedad, tristeza e ira, fundamentalmente) están asociadas a ciertos estrechamientos en nuestro modo de funcionamiento cognitivo. Por ejemplo, se ha observado que en personas ansiosas existe un sesgo cognitivo que favorece la detección de información amenazantes o afectivamente negativa. Algo parecido ocurre en el caso de las personas con puntuaciones de ira-rasgo elevada. En el caso de los individuos depresivos, se ha observado que sus procesos de recuerdo favorecen la recuperación de situaciones previas en que fracasaron o fueron culpables de algo.
Lo que ocurre, sin embargo, bajo estados emocionales positivos es algo distinto. Los estados emocionales de alegría, dicha, felicidad, etc. ensanchan nuestro sistema cognitivo. Favorecen, por ejemplo, la realización de juicios globales u holísticos (en vez de analíticos) y, a largo plazo, proporcionan "resilience" (resistencia y recuperación) afectiva.
La psicología de la emoción tiene una larga tradición de estudio de las emociones negativas y sólo recientemente ha surgido la psicología positiva para forzar al estudio de las positivas. Supongo que se trata de algo parecido a lo que ha ocurrido en las temáticas de conflictos, violencia y paz. ... Un abrazo. Alberto»
Creo que tendremos que seguir

1 comentario:

Fernando García Gutiérrez dijo...

Uno lo ve, uno lo nota, lamentablemente uno lo ha experimentado (las puñeteras depresiones, digo) y ve que lo que afirma Alberto es una verdad como un piano de cola, pero desde la subjetividad, pensarlo parece un atrevimiento optimista, una añagaza personal, por lo que así afirmado, con la confirmación de la ciencia, la información es para mí muy valiosa. ¿Alguna bibliografía de introducción?
Gracias.

Fernando.