lunes, diciembre 25, 2006

ESTREPTOCOCO Y LA FRAGILIDAD DE NUEVO (∑π)


Un estreptococo, bacteria de lo más vulgar, ha aprovechado mi fragilidad para parasitar en mis ganglios linfáticos. Consecuencia: unas anginas. Síntomas: dolor de garganta, fiebre, cansancio. Tratamiento: reposo, amoxicilina (antibiótico), Ibuprofeno (antiinflamatorio). Ni cuerpo «paciente» ha reaccionado bien a este gran invento de los antibióticos. La gente me ha mimado.
Me siento responsable de mi mismo, llevaba varios días (casi semanas) con la garganta inflamada pero no le hacía caso, al final se ha convertido en la puerta de entrada de los estreptococos. Varias semanas sin correr regularmente, que es una buena vacuna, sin tomar los alimentos adecuados, por causas de viajes y movilidad. Pero ha sido mi responsabilidad. Debo de asumir mis debilidades, no dejarle que se propagen más de lo necesario, que no me impidan otras actividades más interesantes.
La foto es de la amoxicilina.

3 comentarios:

karina dijo...

Paco, esta genial, disfrute muchisismo naufragando en tus paginas. Aparte de mi equivocada percepcion de que estabas "mal" de genero (en vez de leer tu perfil en ingles, no se porque se me ocurrio leerlo en italiano), y de descubrir la influencia imperfecta del estreptococo sobre tu organizmo, todo el resro estuvo genial. Gracias por ofrecernos tus ideas tan sinceras y multidisciplinarias.

Ruben dijo...

Esa foto me suena la vi en un documental, es de un viaje de la amoxicilina a Africa. Uno de los pocos que ha hecho a ese continente.

Igualmente Feliz Navidad Paquito

Ruben

juanmi dijo...

A mejorarse, que eso si que no es na.