domingo, marzo 09, 2008

SIN EVOLUCIÓN NO HAY TRADICIÓN NI FIDELIDAD (∑π, επ)

Sin evolución no hay tradición ni fidelidad, parece una frase críptica, difícil de escrutar, porque "evolución" y "tradición" se muestran como antagónicas, como si la primera se opusiera a la segunda. Pero si nos detenemos para que una tradición, desde una perspectiva antropológica, siga teniendo vigencia tiene que adaptarse a los cambios que ocurren, porque las sociedades se transforman contínuamente, aunque aparentemente no lo parezca. Para alcanzar el deseable "equilibrio dinámico" -muchas veces indentificado como armonía- es absolutamente necesario el cambio como mecanismo de adaptación. Solamente una visión "ideologizada" de la realidad nos hace verla como estática.
El pasado martes comenzé a analizar esta frase con los alumnos de la asignatura de "metodos" y el debate fue más sugerente de lo esperado. Habrá que continuar con ello.
La sentencia algo más explícita que el titular (Sin evolución no hay fidelidad) pertenece a Tariq Ramadan, controvertido filósofo musulman de origen egipcio. Me parece muy afortunada.

imagen tomada de wikimedia commons

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Con Cariño:
Hay quien tiene el arte de saber aislarse cortésmente.( quizás deberíamos adquirirlo)
Este arte consiste en escuchar únicamente con el rostros. Se adopta una expresión de complicidad misteriosa, de discreta duda, un gesto de asentimiento continuo o de duda insoluble que dispensa siempre de contestar. La palabra es una cosa tan cara a los que la tienen, que consuela de todo, incluso de no ser escuchado. A los amigos desconocidos RAPIDA

Akinogal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Alejandro Canal Lindate dijo...

Hola enorme Paco, como vas?
Te invito a leer mi Blog.http://riosdepaz.blogspot.com/

Un abrazo