domingo, mayo 21, 2006

¿NAFARROA EUZKADI DA?

Navarra es Euzkadi es una frase conocida desde los tiempos de la lucha antifranquista en todo el estado español. Ahora vuelve a sonar de nuevo porque Navarra es reivindicada por los nacionalistas vascos. Y, hasta cierto, punto no están exentos de razón. Sorprende, por ejemplo, que en Pamplona el euskera esté tan presente, en rótulos (de las calles por ejemplo, junto con el castellano), anuncios o carteles. Las relaciones han sido muy estrechas a lo largo de los tiempos y eso se percibe en el ambiente.
Me decían el otro día, mientras deparábamos una apetitosa comida en el casco viejo de Pamplona, Javier y Mikel, miembros del maravillosos IPES (Instituto de Promoción de Estudios Sociales): por qué no invertir la pregunta ¿Euskadi es Navarra?, ya que el Reino de Navarra es previo a la realidad política vasca. También tenían razón, basta sino con remontarse a los tiempos de Sancho III el Grande, allá por el tránsito del milenio primero al segundo. La realidad, la de las personas, navarra permite que se puedan hacer estas dos afirmaciones, aparentemente contradictorias, sin ningún problema.
Las negociaciones con ETA -que a grosso modo me parecen maravillosas- han reabierto este debate. Acompañado de la fijación de las posiciones de los todos los nacionalismos (vasco, español, navarro -si es que existe-, etc.). Si la decisión se pudiera tomar apartada de un debate político, tan simplificado, ¿Navarra es Euskadi? ¿si o no?, se podrían dar muchas soluciones intermedias. Tantas como las que aparecen a lo largo de la historia o la que la práctica social (personas, organizaciones, empresas e instituciones). Y, cabe recordar, que la propia Ley Orgánica de Reintegración y Amejoramiento del Régimen Foral de Navarra deja abierta alguna de esta posibilidades. Siempre es una torpeza simplificar las realidades sociales, pero intentar corregirla con leyes es mucho peor.
Para ver que las interacciones son muy variables podemos irnos al terreno deportivo, del futbol por ejempolo. El Atlético de Bilbao es de Euskadi -hasta Javier Clemente es por lo menos simpatizante del PNV (a pesar de ello llegó a ser seleccionador "nacional")-, todos sus jugadores son de Euskadi; muy similar pero con extranjeros (normalmente no-españoles) es la Real Sociedad. Pero que pasa con el Alavés de Dmitry Pitermann (un excéntrico empresario ucraniano) que ha secuestrado el equipo a los aficionados de Gasteiz ¿representa a la realidad vasca? Y, qué decir del Atlético Osasuna que, con un entrenador mexicano, en un estadio recientemente bautizado como Reino de Navarra, ha logrado un honroso cuarto puesto en la liga española. Hay tanto que aprender de la realidad vasca.

1 comentario:

Emilio Morales B. dijo...

Si hay respuesta para ambas preguntas, que creo que no, yo plantearía otras dos ¿Navarra es España? y ¿Qué es España? Esos son nuestros problemas, de identidad. En fin, sintiéndome español, aún no sé por qué, creo que ser ciudadano del mundo es más sencillo. Saludos Paco. Me gusta el 'cambio de look'.