viernes, enero 20, 2006

EL AROMA DEL MACASAR NOS HACE MAS CÁLIDO EL INVIERNO


En el jardín de mi casa hay plantados dos arbustos con apariencia de silvestres durante todo el año pero que cuando nadie lo espera, diciembre y enero, nos sorprende con sus flores. Ahora que en Granada estamos cerca de los cero grados nos inunda con una fragancia cálIda, oriental e intensa. Con el macasar (Chimonanthus fragans), originario de China y Japón, el frío se “humaniza” y pierde parte de su sentido.
Aviso para naúfragos y navegantes: que yo sepa hay macasar en el Hospital Real, el Jardín Botánico, en los Jardines del Salón, en un carmen con su nombre, en la plaza del comino en el Albayzin y en un restaurante con el mismo nombre en lo que era el barrio judío de Granada, por encima de la calle pavaneras, por debajo de Torres Bermejas. También en mi casa como ya sabeis.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

en el Parador de turismo, en el patio de entrada del cementerio, en el callejon del guindo, en los jardines granadinos es un clásico, en la antigua "normal". En la casa de mi abuela train para el dia de Navidad.

© Manuel M.MATEO dijo...

En la Huerta de San Vicente, Federico pudo y puede disfrutar del intenso aroma del Macasar.
Aunque el solía visitarla en verano, seguro que alguna vez se acercó a su Huerta a disfrutar del perfume de su flor.

marta dijo...

En Antequera en el jardin de mi casa en La Peña siempre hubo dos matas de Macasar que nosotros siempre hemos llamado "flor de la nieve", en Navidad lo poníamos en jarrones y su aroma siempre me recordará a los inviernos de mi más tierna infancia. Desde hace dos años se ha secado.