viernes, julio 19, 2013

HUMILDAD INTELIGENTE vs IGNORANCIA SOBERBIA (∑π, επ)


No hay nada mas encantador que una humildad inteligente. En cierto sentido se retroalimentan, la humildad facilita la sabiduría y esta aconseja la humildad. Para la construcción de la Paz la humildad es esencial, sabernos frágiles, y admitir que no tenemos otro camino que la cooperación para poder afrontar las circunstancias de nuestras vidas, la complejidad de medio en que habitamos. Reconocer nuestras limitaciones, nuestras imperfecciones es la base para estar abiertos a los mensajes de los demás, del medio, para poder aprender. 
Humildad procede del latín humilis, en relación con humus, con la tierra. Nada mejor para saber de donde procedemos y donde vamos a terminar, para evitar extrañas vanidades. La humildad (modestia, docilidad, recogimiento, recato, paciencia, moderación, suavidad, sencillez, llaneza, ... ), nos hace tolerantes, pacientes y condescendientes con nuestros semejantes. Uno debe ser tan humilde como el polvo para poder descubrir la verdad (Mahatma Gandhi); Donde hay soberbia, allí habrá ignorancia; mas donde hay humildad, habrá sabiduría (Salomón).
Sin embargo hay personas que no practican esta virtud, su penar por la vida les hace tener el vicio de la soberbia que termina convirtiéndose en ignorancia. ... Y solamente no entiendo cómo se sufre a sí mismo un ignorante soberbio (Lope de Vega) Cuando no hay humildad, las personas se degradan (Agatha Christie); La soberbia no es grandeza sino hinchazón; y lo que está hinchado parece grande pero no está sano (San Agustín); Ruin arquitecto es la soberbia; los cimientos pone en lo alto y las tejas en los cimientos (Francisco de Quevedo); No hay nada que propenda tanto a la soberbia como cierta indigencia mental unida a una pomposa imaginacion analfabeta (Fraincho): El precio de la soberbia es la soledad (Anónimo)
La soberbia (altivez, inmodestia, presunción, orgullo, altanería, arrogancia, vanidad, engreimiento, impertinencia, jactancia, endiosamiento, suficiencia, fatuidad, pedantería, aires, humos, ínfulas) implica la satisfacción excesiva por la contemplación propia, menospreciando a los demás. El soberbio se siente mejor y más importante que el prójimo, a quien minimiza de forma constante. Por eso se comporta de manera arrogante y suele generar rechazo entre el resto de la gente.
Quién no tiene la desgracia de tener un ignorante soberbio cercano. En la familia, en la escalera de tu casa, en el trabajo, ... sus palabras pueden ser doctas pero también emitidas con cierto ritmo balbuceante, su pensamiento se produce borbotones, como eruptado, no oyen a los demás porque se creen ya poseedores de la verdad, no conservan las lealtades mínimas, reconstruyen su historia como una lucha contra la injusticia y, en el fondo, son oportunistas, mentirosos e inmorales, recelosos, pendencieros, ... Un ignorante soberbio tiene limitadas sus capacidades de aprendizaje porque siempre está preocupado por prevalecer frente a los demás y desprecia a la humildad. La soberbia, de gobernantes o trabajadores, profesores o alumnos, es un gran obstáculo para la convivencia, para la construcción de la paz. En el fondo creo que son sufridores por la violencia que acumulan y que proyectan y por tanto hay que tener compasión hacia ellos. Pero debo de reconocer de nuevo mis debilidades al respecto. Es muy difícil. Otra virtud: paciencia.
Estoy todo el tiempo, mientras escribo esta líneas, recordando a mi padre. La estrategia de supervivencia que "eligió" en los tiempos que le tocaron vivir, fue trabajar, no meterse en líos, ser honrado, algo miedoso y una gran falta de orgullo, lo que por cierto no nos aconsejó a ninguno de sus hijos, pero que creo que todos asumimos. La falta de orgullo no es en si mismo una virtud, porque el orgullo también conlleva autoestima, pero por otra parte elimina todos los atisbos de soberbia. Probablemente heredamos inseguridad que cada uno ha superado como ha podido pero, de otro lado, nos alejamos de las fatuas vanidades.

5 comentarios:

Luis Adolfo Flores dijo...

La "ignorancia soberbia", es aquella que me persigue a donde voy. No la puedo soportar, está en mi casa, en la burocracia donde tramito mi documento de residencia, la veo caminar a sus anchas en el Instituto, la encuentro en algunos trabajos académicos, se instala a cuerpo de Rey en mi tribunal. Se disfraza de solidaridad y de amistad, por eso a veces, no la reconozco. Sin embargo, tarde o temprano pierde su máscara y se muestra como es: “Ignorancia soberbia”.
Lo importante de esta complejidad, es comprender que estas actitudes no son cotidianas y únicas. Por suerte, existe la “humildad inteligente" que nos permite reírnos de esa ignorancia llena de soberbia.

Anónimo dijo...

. COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
EN LA CONDUCCION DIARIA

Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

Ejemplo:

Ceder el paso a un peatón.

Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

Poner un intermitente

Cada vez que cedes el paso a un peatón

o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


Atentamente:
Joaquin Gorreta 55 años

Anónimo dijo...

Paco, has dado en el clavo. ¡Cuánta razón tienes! Se nota que observas con detenimiento a los que tienes a tu alrededor.

Inés

elle dijo...

Muy cierto

elle dijo...

Muy cierto