domingo, febrero 20, 2005

INUTIL TOTAL

Un informe de un comité médico certifico en 1972 mi incapacidad para realizar el servicio militar con la clara sentencia inútil total, dos años antes había sido declarado inútil parcial, queriendo escenificar cierta duda. El dictamen era para la capacidad de hacer el servicio militar, pero es posible que la sagacidad de aquel tribunal fuese más allá. Puede que esta inutilidad viniese de antes. En 1953 con 1.5 km de peso, ochomesino casi sietemesino, la medicina había dictaminado que existían pocas posibilidades de salir adelante, solo los cariños de Elvirita [*], la solidaridad del gato al dejarme la caja de zapatos como aposento y los astros hicieron que saliera adelante. Puede que ahí estuvieran los orígenes de mi imperfecciones. Ocho años después comenzó a dolerme la pierna izquierda ¿descalcificación?, ¿crecimiento?, ¿personalidad? Así hasta 5 años después en que después tuve que encamarme, seis meses de antibióticos, una gran inflamación recomendó internarme cuarenta días en el hospital clínico, diagnóstico final: cáncer. Previo permiso de mi padre, todo dispuesto para cortar la pierna. Esperanza de vida: 2 meses. Pero falló el diagnóstico, una incisión segundos antes de amputar, hizo emerger la pus de la infección. Milagro, que fue llevado a dos congresos científicos aunque me dejo la secuela de una fístula permanentemente abierta en el femur. Este historial fue el que me llevó a la inutilidad parcial y total, de la que todavía quedan más secuelas de las que una inspección superficial puede detectar. Ahora con todos los defectos encima, «observador daltónico», «corredor cojo», ... optimista y pacifista. ¿Quién dice que no esta todo relacionado?

1 comentario:

Arkangel dijo...

Me ha encantado eso de "¿Personalidad?"... Tu pierna diciéndote "quiero tener importancia en tu vida, que no me echas cuentas" la muy joía.

Yo comentaba algo relacionado hace poco por algún sitio que no recuerdo... Decía yo que la cosa de vencer dificultades puede ser que, si bien a corto sea una putada, a largo plazo sirva para ser mejor persona (sea lo que sea que signifique eso).

Claro que opinar desde fuera es fácil. En fin.